reglas de oro para no perder dinero
Reglas de oro para no perder dinero
28 abril, 2017
como salir de las deudas
¿Cómo soluciono mis problemas de dinero?
8 junio, 2017
Mostrar todo

Educación financiera para niños: el cuento de hadas… ¿se acabó?

Educación financiera para niños el cuento de hadas se acabo

Hay muchas razones por las que el papel que juegan los padres en la vida de los niños ha cobrado una nueva y decisiva dimensión. Algunos dirían que los tiempos han cambiado y que en la actualidad esta situación se ha convertido en una constante en nuestras vidas.  ¡Es muy cierto! Pero en mi opinión y, en lo que se refiere a educación financiera, la mayoría de las instituciones e, incluso, personas (padres de familia) no están evolucionando a la misma velocidad que lo hace la vida. Los consejos financieros que recibimos de nuestros padres con la mejor intención, a menudo, son pasados de moda y obsoletos para el mundo de hoy.

Los padres son los primeros y más importantes maestros de un niño, son ellos quienes deben ofrecer los elementos de construcción de su educación.

¿Qué conceptos han cambiado?

Jubilación asegurada

Existió una vez un mundo donde lo único que tenía que hacer la gente era ir al colegio, conseguir un título de especialización (universitario o técnico), luego trabajar arduamente y retirarse. De hecho, hasta hace algunos años, tal como le pasó a mi abuelo, la empresa para la que había trabajado se encargaba de jubilarlo. Recibía un cheque de sueldo mensual y hasta seguro médico de por vida.  Todo eso ahora es parte de la historia.

Jubilación-asegurada Educación financiera para niños: el cuento de hadas… ¿se acabó?

La casa propia

Existió una vez un mundo donde la gente vivía el “sueño de la casa propia”. Lo único que tenían que hacer era comprar una casa y esperar a que subiera de valor. Los propietarios podían volverse adinerados aún mientras dormían. Con el avance de la modernización, muchos podían vender sus inmuebles y hacerse de un importante dinero para mantenerse en su retiro, comprar otra casa o departamento más pequeño y vivir sin dificultades económicas.  Todo eso ahora es parte de la historia.

Título académico = Éxito

Hubo una vez un mundo donde el título universitario, y mejor aún el título de posgrado o maestría te podían garantizar éxito en el mundo laboral.  Hoy en día muchos graduados universitarios que no encuentran el trabajo esperado prefieren continuar estudiando; sin embargo, gran parte de ellos saldrán de sus escuelas más endeudados y seguirán buscando ese empleo bien pagado de ensueño.

Por supuesto que estoy de acuerdo con la educación universitaria y de posgrado. Solo estoy relatando la situación que viven muchos graduados. Hoy en día el mayor nivel de educación no te garantiza el éxito laboral que buscas, tal como sucedía hace algunos años.

titulo-academico Educación financiera para niños: el cuento de hadas… ¿se acabó?

Entonces, ¿qué conceptos necesita estudiar un niño o un adolescente para tener éxito en el mundo de hoy?

La educación hoy en día está enfocada en dos grandes tipos:

La educación académica

Esta educación fortalece diversos tipos de habilidades cognitivas en los niños: matemáticas, semánticas y de comunicación destacan entre las más importantes. Está centralizada en los colegios. Es un tipo de educación extremadamente importante. En Latinoamérica la educación escolar dura en promedio entre 11 a 12 años.

La educación profesional

Ofrece habilidades más especializadas para aprender a ganarnos la vida. Está centralizada en las universidades e institutos de formación profesional. Igualmente, es un tipo de educación muy importante.

Sin embargo, y en plena era de la información, está faltando un tipo de educación muy importante:

La educación financiera

Es el nivel de educación que usualmente no se encuentra en nuestro sistema escolar. Esta es, desde mi punto de vista, clave en la educación del futuro. Todos los padres están muy preocupados de que nuestros hijos asistan al colegio, tengan un buen desempeño, y en el futuro puedan optar por una especialización o título profesional; sin embargo, en este proceso, no les enseñamos prácticamente nada respecto al dinero.

Mi experiencia en este tema más bien me deja conclusiones ciertamente tristes: he tenido el privilegio de ser invitado a hablar sobre finanzas personales con alumnos de los últimos años de colegio y me llevo una estadística exploratoria muy contundente: más del 90% de estudiantes quieren aprender acerca del dinero, pero la gran mayoría de maestros no se siente cómodo al enseñar esta materia. Únicamente existen esfuerzos aislados. Estoy seguro de que algún día la educación financiera formará parte del sistema educativo, pero no será pronto.

¿Y qué puedo hacer como padre para cubrir este vacío en educación financiera?

Mientras más pronto los niños empiecen a familiarizarse con estos conceptos, más probabilidades tendrán de ganarle el juego al dinero. Aquí te dejo tres tareas muy sencillas y a la vez fundamentales con el fin de que puedan preparar a sus hijos en este camino.

Bríndale a tu hijo un inicio financiero… sin darle dinero

Los niños aprenden principalmente haciendo las cosas (y si es jugando ¡mucho mejor!).  Por lo tanto, te sugiero que crees una “Noche de Educación en Finanzas Personales”. Separa una noche a la semana o al mes y dedícala al aprendizaje activo sobre el dinero. Convierte esa noche en un ritual familiar y, sobre todo, ¡diviértanse!

¿Y cómo hacerlo?

La mejor forma son los juegos de mesa. Puedes empezar con el Monopolio. ¡Es un extraordinario juego de inicio! acerca de actividades financieras, desafíos y problemas reales apropiados para las edades de tus hijos. Todos sabemos que el Monopolio es un juego que privilegia la inversión por encima de un salario mensual o, incluso, sobre el dinero en efectivo que puedas ahorrar. Dale a tus hijos la opción de que despierten el interés por aprender y conocer más.

Luego del Monopolio, te invito a que juegues Cash Flow desarrollado por el autor en finanzas personales Robert Kiyosaki. Tienes desde el Cash Flow 101 (el básico) hasta el Cash Flow 202 (más avanzado) e incluso el Cash Flow Kids.

Esa noche de educación semanal o mensual servirá como cimiento para una mejor vida de tus hijos, les ayudará a desarrollar relaciones familiares y podrá convertirlos en estudiantes de educación financiera con un compromiso permanente.

Bríndale-a-tu-hijo-un-inicio-financiero-sin-darles-dinero Educación financiera para niños: el cuento de hadas… ¿se acabó?

Enséñales los principios del dinero a través de lecturas ágiles y sencillas

Hay libros sobre los principios básicos del dinero que son muy entretenidos (ya que son fábulas y a los niños les encanta) y yo con frecuencia los recomiendo. Puedes empezar con El Hombre más rico de Babilonia de George S. Clason. Es un clásico y cualquier niño de doce años en adelante pasará momentos muy entretenidos leyéndolo.

Por lo tanto, en Las Noches de Educación Financiera podrán repasar las conclusiones más importantes de cada capítulo y, asimismo, relacionar sus enseñanzas con casos de la vida real.

No despertarás la genialidad financiera de tus hijos con propinas

Sé muy cauto con este tema. A medida que tus hijos vayan creciendo sus necesidades de dinero van a ser mayores. La mejor enseñanza que puedes darles en este punto es que mientras más rápido se den cuenta que pueden crear dinero, menos tiempo durará la dependencia semanal de los padres.  Este es un tema que analizaremos a detalle en un artículo posterior.

Recuerda: los padres son los principales maestros de los niños, sobre todo, en educación financiera.

¡Por la salud financiera de tu familia!

CTC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *