deseo multiplicar mis ingresos como empiezo
Deseo multiplicar mis ingresos, ¿cómo empiezo?
23 marzo, 2017
como empezar mi negocio propio
¿Cómo empezar mi negocio propio?
12 abril, 2017
Mostrar todo

¿Tienes miedo de perder tu empleo?

tienes miedo de perder tu empleo

A muchas personas el miedo los invade ante la idea de perder su empleo, y no tanto por la labor que desempeñan en el día a día, sino porque los aterra la idea de quedarse sin dinero para pagar sus cuentas y las deudas en las que incurrieron, es decir con graves problemas en sus finanzas personales.

Más del 90% de la PEA (Población Económicamente Activa) en Latinoamérica tiene un empleo. Esta situación puede considerarse una bendición si lo comparamos con personas de otros países, que por más que tienen profesión o estudios técnicos, y de encontrarse en edad de trabajar, no logran encontrar trabajo, y si lo hacen, muchas veces lo que ganan no les alcanza para vivir o cubrir sus necesidades básicas.

Respeto mucho a la gente que se encuentra feliz con su trabajo. Si tienes una vida con misión y propósito, si realmente eres un SER enfocado, con un plan de vida, y tu trabajo te está permitiendo avanzar en la dirección que buscas, pues ¡bienvenido sea! Mi recomendación es que alcances maestría en lo que estás haciendo, que disfrutes el camino y, por supuesto, que ¡logres tus metas!

destina-los-gastos-en-ti ¿Tienes miedo de perder tu empleo?

Trabajadores aburridos y sin metas

Sin embargo, para una gran mayoría de personas que trabajan, esta no es la situación que viven. Se encuentran aburridos, desganados, no disfrutan lo que hacen, no tienen un plan de carrera y, lo peor de todo, no pueden renunciar a su trabajo porque sin el dinero… ¿con qué pagarían la hipoteca de la casa, los gastos escolares, las tarjetas de crédito, la cuota del crédito vehicular, y los créditos de los viajes de vacaciones? ¡De terror! Por lo tanto, prefieren aferrarse a sus trabajos actuales así no les guste, con tal de que les permita subsistir y no enfrentarse a la montaña de problemas financieros si se quedan sin trabajar.

Al respecto, puedo comentarte lo siguiente: hay dos cosas seguras que vas a atravesar en la vida.

1. Te vas a morir.

2. Te van a despedir. Una pequeñísima porción deja su trabajo porque se jubila, pero el resto lo hace porque la empresa “lo invita a retirarse” (incluso antes de lo que te imaginas).

Si eres consciente de esta situación, tienes que estar preparado para este momento. Te voy a proponer tres acciones concretas que debes realizar previamente a fin de ir “preparando el terreno” y de que el despido se pueda convertir en una oportunidad en tu vida, (tal como me sucedió a mí) en vez de que sea visto como una gran angustia y fuente de crisis familiar.

hombre-despedido ¿Tienes miedo de perder tu empleo?

Estas acciones te permitirán ir preparando el terreno:

Administra tus finanzas personales

Tienes que administrar tus finanzas personales sobre la base de un PRESUPUESTO. Esto te permitirá darte cuenta si incumples una regla básica: ¡no puedes gastar más de lo que ganas! ¿Es posible gastar más de lo que uno gana? Sí, y la forma más simple y sencilla es empezar a usar esas “maravillosas” tarjetas de crédito que abundan en el mercado.

Esto no impide que viajes o te compres un auto, pero todo tiene su momento. Evita caer en el lema de una conocida marca de tarjetas de crédito que dice: “Porque la vida es ahora”. Planifica tus gastos, abre cuentas de ahorros con fines específicos y, sobre todo, si estas empezando a trabajar, comienza a planificar. Tienes que aprender a “postergar la gratificación”. Créeme que el monto de intereses que te vas a ahorrar es inmenso y podrás tener los mismos bienes que anhelas en menor tiempo.

administra-tus-finanzas-personales ¿Tienes miedo de perder tu empleo?

Evita los gastos no productivos

Mientras trabajes como dependiente, evita que tu dinero se vaya en “GASTOS NO PRODUCTIVOS”. Estos pagos normalmente te permiten adquirir cierto estatus de vida, tales como viajes, vehículos nuevos, ropa de moda, almuerzos y cenas en restaurantes de lujo, etc. Para agravar las cosas, mucha gente empieza a pagar estos gastos con créditos de consumo o créditos revolventes en la tarjeta de crédito (¡gran error!) ya que, además, de no ser los indicados tienen una tasa de interés muy alta, y si te atrasas en los pagos, los intereses moratorios son ¡brutales!

Los créditos de consumo constituyen las cadenas más fuertes que atan a las personas a sus puestos de trabajo y les impiden tomar acción.

Destina los gastos en ti

Empieza a destinar los excedentes de dinero en “GASTOS PRODUCTIVOS” y en mi opinión, el mejor gasto en esta categoría tiene un nombre: TÚ S.A.

El gasto productivo rápidamente se convierte en inversión, que luego te permitirá construir verdaderos activos, y está concentrado en adquirir nuevas habilidades y conocimientos alineados con lo que realmente te gustaría hacer. Todos tenemos sueños y metas por realizar. Saquémoslos del baúl, desempolvémoslos, y empecemos a adquirir habilidades que puedan acercarnos a ese sueño en un futuro.

Te doy dos ejemplos concretos:

Ejemplo 1

Pedro es un antiguo compañero que trabaja en el área de evaluación de proyectos de un banco. Hoy dirige su propia empresa de Centros de Estimulación y Yoga. ¡Es feliz y le va muy bien!¡Encontró su verdadera pasión!, pero nunca lo hubiese hecho si no lo hubieran despedido del trabajo y, paralelamente, si él no hubiese estado preparado para ese momento. Sus acciones previas, poco a poco, fueron eliminando el miedo natural y le hicieron tomar acción productiva.

Ejemplo 2

Yo: Crysthian Tapia. Atravesar por un despido me permitió ponerme a volar en la búsqueda de mis sueños. Antes no tenía vida. Trabajaba en un banco y a pesar que tenía un buen sueldo, no tenía tiempo de nada. Hoy manejo mi tiempo, me dedico a hacer lo que más me gusta (inversiones, bienes raíces, finanzas personales, etc.), pero llevando una vida con tiempo para mi familia y mis hijos. La angustia económica por ser despedido rápidamente se superó con los resultados propios de hacer actividades que te gustan y que te generan una vida con pasión y propósito.

Hay muchísimos ejemplos similares. Te invito a que decidas poner tu vida financiera en construcción, a que seas uno de esos “valientes” que deciden vivir una vida de sueños y metas logrados día a día, hora a hora, minuto a minuto… pero para lograr ese estatus verdadero de felicidad, tienes que empezar hoy, y día a día a preparar el camino.

¡Éxitos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *